Bienvenid@ y GRACIAS por entrar a este espacio.

A continuación me gustaría compartir contigo un resumen de lo que puedes encontrar en esta web y sobre mi trabajo a través de las Nuevas Constelaciones Familiares.

En este momento ofrezco 3 tipos de actividades:

  • CURSOS ONLINE. Son cursos grabados que puedes hacer desde la comodidad de tu hogar, sin horarios y con acceso durante 15 semanas. Se combina teoría y ejercicios de constelaciones. Hay muchos temas diferentes: pareja, emociones, niñ@ interior, padres-madres e hij@s, etc…          
           Más información
  • También hay 2 actividades que realizo por VIDEOCONFERENCIA en directo:
    1. Talleres en grupo: Se puede asistir a CONSTELAR o a REPRESENTAR. Las personas que constelan eligen tratar un tema y entre los asistentes se representa cada constelación según las indicaciones del constelador.              Más información
    2. Cursos intensivos sobre distintos temas: En estos cursos se profundiza en la teoría relacionada con el tema del curso. Todas las personas pueden hacer varias constelaciones que son propuestas a todo el grupo para tratar los contenidos del curso. En esas constelaciones cada persona irá representando los diferentes roles para su propia constelación.
      Más información
  1.  Y si quieres profundizar aún más, te ofrezco un programa de FORMACIÓN que puedes ir realizando a tu ritmo. Puedes encontrar esta información al final de esta página.

¿A qué nos pueden ayudar las Nuevas Constelaciones Familiares?

Las Nuevas Constelaciones Familiares nos ayudan a sanar o liberar lo que podamos estar somatizando en cualquier área de nuestra vida por la “carga” que podamos estar llevando de nuestro sistema familiar, o también respecto a algo de nuestra vida que aún esté sin resolver. Nos ayudan a conectar con la fuerza que necesitamos para vivir lo que nos toca en cada momento. Esa fuerza está dentro de nosotros, pero muchas veces nos alejamos de ella por estar en la queja, en el rechazo a lo que nos toca vivir o por estar viviendo inconscientemente un desorden sistémico.

Cuando estamos en un desorden sistémico, es porque estamos reemplazando a un ancestro o estamos en fidelidad a alguien del pasado, viviendo su destino, sus conflictos y sus emociones, en vez de vivir las nuestras.  Es ahí donde una constelación familiar nos puede ayudar a estar cada vez más en nuestro lugar y a soltar nuestras fidelidades inconscientes al pasado para estar más disponibles para nuestra propia vida.

Uno de los potenciales de esta herramienta es que muchos aspectos que estaban en el inconsciente (individual y familiar) se van haciendo conscientes a través de observar la propia constelación y las frases que en cada caso van saliendo. En ese sentido, la constelación muchas veces nos saca de nuestra zona de confort y de las interpretaciones que nos habíamos hecho, y suele mostrarnos algo más profundo de lo que habíamos imaginado.

Las constelaciones familiares son una herramienta al servicio de la reconciliación. Cada movimiento de sanación es una reconciliación entre dos aspectos que estaban separados, dentro de uno mismo o en nuestro sistema familiar.

No necesito tener información consciente de mi familia, es más, recomiendo no investigar. La constelación mostrará lo que sea necesario.

Muchas veces lo que se “ve” en la constelación no coincide con lo que aparentemente está ocurriendo, porque la constelación muestra lo que en verdad sucede en un plano más profundo.
 Muchas de las cosas que nos ocurren, suceden porque estamos vinculados a ancestros que ni siquiera hemos conocido en vida, pero por fidelidad a ellos, de forma inconsciente, reproducimos un comportamiento y/o creencia, el cuál nos afecta interfiriendo en nuestro día a día.

 

 

¿Cuánto tarda en resolverse lo que he constelado?

Lo primero aquí sería aclarar qué significa “resolver”. Si con esto entiendo que las cosas sean como yo quiero, es importante saber que muchas veces la resolución no pasa por el hecho de que las cosas sean como a uno le gustaría. La constelación NO es para manipular ni forzar mi destino, sino para conectarme con él. La constelación no es para controlar mi vida, sino que me impulsa a amar mi vida como es.

Cada constelación ayudará a iniciar un movimiento de liberación para desbloquear una parte del tema que la persona esté constelando. Nos permite dar el siguiente paso hacia adelante. Pero una constelación no puede garantizar una sanación total, sencillamente porque no es posible. A medida que vamos viviendo y teniendo experiencias nuevas se nos activan fidelidades al pasado. Así funciona el ser humano.

 

No se puede predecir cuántas constelaciones serán suficientes para sanar ese tema. Para no generar falsas expectativas es importante saber que las Constelaciones forman parte de un camino de crecimiento personal y es una utopía creer que habrá un día en que “ya esté todo sanado”. Los cambios profundos llevan tiempo.

La persona va realizando esos cambios a nivel interno y la Constelación es una herramienta que nos guía hacia esos cambios, pero la actitud que la persona tiene ante a la vida es fundamental. La constelación va mostrando lo que hay que ver, incluir, honrar, respetar, etc. Y la persona hace ese trabajo o transformación interna.

Muchas personas experimentan que hay un antes y un después en sus vidas tras llevar un tiempo constelando, que suele venir de la mano de sentir que uno está más en su lugar, reconciliado con uno mismo, con los padres y con la vida misma. Incluir esta herramienta de crecimiento en nuestra vida nos ayuda a sanar si realmente quiero dejar de lado la actitud victimista.

Bert Hellinger decía que quien está en la víctima en el fondo no quiere cambiar. Por eso las Nuevas Constelaciones Familiares son útiles si quiero hacerme cargo de mi propio proceso y abrirme a todo lo que aún no he visto.

Las Nuevas Constelaciones Familiares nos ayudan a sentirnos más livianos, cada vez con menos carga, con más alegría de vivir y dándonos el permiso de llegar más lejos que los límites que inconscientemente nos pusimos. Conocer la herramienta nos permite ser más conscientes y abordar con mayor rapidez algo que sentimos que se ha activado del pasado

¿Cuánto tiempo ha de pasar entre una constelación y otra?

Los cambios profundos requieren tiempo, por lo que hacer muchas constelaciones seguidas sin dejarme tiempo de procesar y de vivir lo que se va moviendo en cada constelación, no será útil. Cada persona es diferente, pero el tiempo mínimo que observo que es adecuado dejar entre una constelación y otra son 2-3 semanas (si son temas diferentes), pero hay personas que necesitarán más tiempo.

También depende del momento en el que uno se encuentre. Si uno lleva tiempo constelándose, habrá un momento en que sienta que pueden pasar meses sin volver a hacerlo. No hay una regla definida. Lo que sí sabemos es que la vida nos va mostrando a través de nuestros síntomas, conflictos y dificultades cuando se necesita una constelación.

En el vídeo que tengo sobre este tema puedes encontrar más información sobre esto.

¿Cuántas veces se puede constelar un tema?

Hay temas que necesitan ser constelados varias veces a lo largo del tiempo, especialmente aquellos temas que son nuestro talón de Aquiles o aquellos que más nos cuesta vivir.

Cuando hay un bloqueo importante en nuestra vida, suelen estar influyendo distintos aspectos. Algunos de ellos son: mandatos que nos vienen de generación en generación, fidelidades al pasado (ancestros y situaciones trágicas), traumas propios y de ancestros, haber tomado a nuestros padres, nuestra actitud ante la vida y nuestro Guion de Vida.

¿Quiénes forman parte de una Constelación Familiar?

En una constelación hay tres partes:

  • Constelador: facilitador que guía la constelación estando al servicio del sistema familiar de todos los asistentes y del suyo propio.
  • Cliente: persona / empresa / institución, que quiere constelarse o resolver una situación.
  • Representantes: personas que asisten al taller, para constelar algo suyo, o bien sólo para representar en las constelaciones de las demás personas.

¿Qué se obtiene al representar?

Todos los roles que representamos en una constelación tienen resonancia en uno mismo. Desde el momento en que salimos a representar ya estamos sanando algo que hay en nosotros, aunque no seamos conscientes de ello. Por tanto, el asistir como representante a un taller de Constelaciones Familiares es una estupenda oportunidad de crecimiento y sanación.

¿Cómo empieza una constelación?

Realizo este trabajo en grupo. Gracias a todos los participantes que representan para una constelación puede verse todo lo que es necesario en ese momento.

La persona que se constela explica al constelador en máximo 2-3 frases lo que desea constelar y varias personas representan el tema de la constelación.

Esta representación se realiza de un modo muy centrado, sutil. El cuerpo es uno con el inconsciente y al estar centrados y sin intención, sin pensar en lo que hay que hacer, el cuerpo de un modo natural se moverá de un modo muy lento, mostrando lo que se necesite. Se evitan las dramatizaciones, las catarsis y los movimientos bruscos porque eso NO es lo que buscamos.

Realizamos la constelación con sumo respeto por todas las partes. En ese sentido no constelamos para curiosear algo del sistema familiar, sino que partimos del síntoma del momento presente de la persona, y desde ahí la constelación se va configurando.

¿Quién descubrió las Constelaciones Familiares?

Bert Hellinger descubrió las Constelaciones Familiares hace aproximadamente 40 años. En ese tiempo realizó una serie de observaciones en las numerosas constelaciones que hizo y gracias a eso descubrió unas fuerzas sistémicas a las que llamó los Ordenes del Amor.

Para profundizar en la filosofía de los Ordenes del Amor y en cómo estas fuerzas sistémicas mueven nuestra vida de un modo totalmente inconsciente, ofrezco cursos abordando las diferentes áreas de la vida, donde explico la teoría que Bert descubrió, acompañada de ejercicios vivenciales de Nuevas Constelaciones Familiares.

¡Gracias por tu legado Bert!

Pongo a tu servicio algunos RECURSOS GRATUITOS para que te puedas iniciar en esta herramienta, aunque la mejor forma de saber lo que es una constelación es participar en un taller como representante.

En esos RECURSOS GRATUITOS puedes encontrar audios de visualizaciones que te pueden servir para seguir dando fuerza al movimiento que se inicia tras una constelación y muchas son tan potentes que ya pueden hacer el efecto de una constelación.

FORMACIÓN DE CALIDAD en Nuevas Constelaciones Familiares

Consulta la fecha de las próximas actividades

CURSOS ONLINE (en diferido) de NUEVAS CONSTELACIONES FAMILIARES

¿Quieres estar informado/a de próximas actividades con Cristina?

¡Suscríbete!
Recibirás el mini-curso llamado “ESTAR CENTRADO/A EN TIEMPOS DE CAMBIO”